Los Mejores Diseñadores de la Alta Costura

mayo 21, 2008 at 4:19 pm (Diseñadores)

Carolina Herrera

Carolina Herrera es la gran dama de la moda. Se ha convertido en una de las diseñadoras más cotizadas a nivel internacional, y ha sabido vestir con su incomparable elegancia a celebrities como Julia Roberts, Renée Zellweger o Penélope Cruz.

María Carolina Josefina Pacanins, nació el 8 de enero de 1939 en Caraca

s, Venezuela, en el seno de una familia acomodada acostumbrada a los vestidos de alta costura.

Se casó muy jóven con Guillermo Behrens, pero pronto se divorció para contraer matrimonio en segundas nupcias con el aristócrata Reinaldo Herrera, con quien tiene cuatro hijas

.

En 1980, la diseñadora y empresaria fundó su propio imperio: Carolina Herrera. Estableció su trabajo y residencia en Nueva York, y comenzó a convertirse poco a poco en una de las diseñadoras más elegantes

del panorama internacional.

Su imperio creció de forma espectacular en muy poco tiempo, sobretodo a través de los encargos de vestuario que le hacía Jacqueline Onassis, a quien vistió durante los últimos 12 años de su vida.

Desde entonces
todo han sido beneficios y reconocimientos para Carolina Herrera, que ha abierto tiendas de ropa de su firma en muchos países de Asia, Europa y América.
Por si esto fuera poco,
no hay alfombra roja en la que no se vea un diseño suyo

. Son muchas las actrices de Hollywood que tienen a Carolina Herrera como su modista particular. Este es el caso de actrices como Renée Zelweger, que ha vestido los diseños de la venezolana en multitud de ocasiones, entre ellas, su boda.

Entre los reconocimientos que ha recibido con motivo de su trabajo, destacan la Medalla de Oro de las Bellas Artes de España

, premio a la diseñadora Internacional del Año en 1999, o la Medalla de Oro del Spanish Institute de New York. en 1997.

En la actualidad, Carolina está centrada en sus nuevas líneas de ropa y perfumes, para las cuales cuenta con Adriana, su hija pequeña, que se ha convertido en su más estrecha colaboradora, además de en imagen de varios de sus perfumes. Y es que, según ha afirmado la propia diseñadora, su hija Adriana representa la mujer de sus colecciones, joven, elegante, con estilo propio y personalidad increíble.

 

 

VALENTINO

El adiós definitivo del mundo de las pasarelas de uno de los más grandes modistos de todos los tiempos, ha dejado un poco huérfano al mundo de la moda.

“El carácter y la personalidad de una mujer son infinitamente más interesantes, seductores y encantadores que la belleza por si sola”. Estas palabras son una fiel definición del estilo que desde sus comienzos en 1950 hasta su despedida este mismo año en París ha sabido impregnar a sus diseños el gran maestro Valentino

.

Comienza sus primeros coqueteos con la moda con tan sólo 17 años, de la mano de diseñadores franceses de la talla de Guy Laroche y Jean Desses

.

Sin embargo, pocos años después, en 1959, tras su etapa parisina, vuelve a Roma para abrir su primera tienda. A partir de ese momento, el mundo de la moda comienza a reconocer sus diseños, y no tarda en sucumbir al talento del modisto, que encuentra su gran oportunidad después de presentar su ya histórica “Colección Blanca” en 1967.

Sin embargo, si por un color ha pasado a ocupar un lugar más que destacado en la historia de la moda, no es por otro que por su archiconocido rojo Valentino. Un rojo amapola que se erige como una auténtica tarjeta de presentación de la marca

.

El estilo Valentino puede definirse como una continuación sin rupturas de la mejor alta costura del siglo XX. Entre la tradición y el gusto francés más refinado, sus pautas de diseño resultan siempre únicas y especiales, destacando en todo momento el lado más femenino de la mujer, de la que le encanta resaltar su silueta envuelta en lujosos tejidos y colores siempre vivos y vibrantes.

 

 

DOLCE & GABBANA

D&G no solo han vestido a grandes celebrities para la alfombra roja. Han sabido utilizar todo su potencial para escribir libros, grabar discos, diseñar el vestuario de equipos de fútbol, montar su propio restaurante, crear un teléfono móvil exclusivo, diseñar un coche… No hay nada que se les resista. Sorprendentes y transgresores, los italianos saben como llegar al público, y eso se nota.

Domenico Dolce y Stefano Gabbana, ambos de nacionalidad italiana, fundaron la marca Dolce&Gabbana en 1985

con el primer desfile de nuevos talentos en Milán Colecciones.

Cinco años después, dan un salto muy importante en su carrera al presentar la primera colección de ropa para hombre.

Poco después realizan en la gran manzana su primer desfile, y abren su primer show-room en la calle Broadway de Nueva York. 

Su fama crece como la espuma a partir del encargo de Madonna de realizar todo el vestuario de su gira mundial The Girlie Show.
A partir de entonces, su negocio va viento en popa, por eso en 1992 presentan su perfume para mujer

Dolce&Gabbana Parfum. 

Dos años más tarde, en 1994, crean la línea D&G para jóvenes

y se consolidan en el mercado de los perfumes al crear un nuevo aroma para hombres: Dolce&Gabbana pour homme.

En 1998 dan un paso más allá y crean la primera colección de D&G gafas. En esa época, visten a una de las grandes divas de la música, Whitney Houston

, para su tour mundial.

Su tirón en el mundo de la moda lo han sabido aprovechar para lanzar varios libros como 10 anni di Dolce & GabbanaDolce&Gabbana Wildness, además de los cds D&G Music y D&G More More More

, que recogen la música preferida por los diseñadores. 

2004 es el año en el que Domenico y Stefano deciden abrir su primera boutique en nuestro país, concretamente en la llamada “milla de oro” de Madrid.
En ese mismo año, los modistos
firman un acuerdo con Citroën Italia para lanzar una versión de los coches

Citroën C3 Berlina y C3 Pluriel con diseños de Dolce & Gabanna.

Los diseños de Dolce & Gabbana no se limitan a sus colecciones Prét a porter. También han sabido utilizar sus preciadas armas para, por ejemplo, la creación de la indumentaria del equipo de fútbol AC Milán. En concreto, diseñaron tres uniformes  para la plantilla en el 2005: uno para verano, otro para invierno y otro informal.
 
Son muchos los famosos que se han rendido ante los pies de Dolce & Gabbana

: Gisele Bündchen, Monica Bellucci, Isabella Rossellini y Kylie Minogue, a la que han diseñado también modelos exclusivos para su gira de conciertos. 

Las campañas publicitarias de Dolce & Gabbana siempre han conseguido llamar la atención. Una de las más conocidas fue la protagonizada por la selección nacional Italiana de futbol para el mundial de futbol de Alemania, en la que se anunciaba la colección de ropa interior D&G.

Pero sin duda la campaña más polémica fue la denunciada por una asociación española de mujeres, que alegaba que el anuncio, en el que aparecía un hombre sobre una mujer, incitaba a la violencia y al machismo. Finalmente esta campaña fue retirada del mercado, y D&G amenazó con no volver a anunciarse en España

.  

Aunque principalmente se consideran diseñadores de ropa, lo cierto es que la empresa ha ido diversificando su oferta

creando perfumes, complementos, libros, móviles y hasta coches.

Domenico y Stefano han sabido compaginar a la perfección trabajo y amor. Empezaron su proyecto D&G como pareja de enamorados, pero en 2005 dieron por finalizada su relación, algo que no les impide seguir trabajando juntos como socios.
De hecho, e
l negocio no ha parado nunca de crecer, y se ha convertido en una de las marcas más representativas de la moda italiana en el mundo y ha llegado a ser una de las principales marcas del mundo en el ámbito textil.

 

 

 

MIUCCIA PRADA

Cincuenta años después de que el imperio Prada comenzara su andadura en el mundo de la marroquinería, Miuccia Prada, nieta del fundador, se puso al frente de la empresa familiar y la catapultó en apenas unos años al éxito internacional más rotundo.

La italiana, que antes encargarse de la compañía se doctoró en Ciencias Políticas e hizo sus pinitos en el mundo de la interpretación, consiguió hacer de la marca Prada un must imprescindible para toda celebrity

que se preciara.

Sus bolsos se convirtieron rápidamente en el complemento más preciado de actrices, top models y editoras de moda de todo el mundo desde mediados de la década de los 80.

La sobriedad, elegancia y monocromía

de sus diseños fascinaron enseguida al público más exigente, y la calidad y el exquisito gusto de los que estaban impregnados no dejaron indiferente a nadie.

En 1992, se lanza su segunda marca, Miu Miu, con un aire mucho más juvenil, desenfadado y estrafalario, inspirado en el propio armario personal

de la diseñadora.

El color y los tejidos naturales se adueñaron entonces de los diseños y apareció el aire más hippie de Miuccia, lo que le valió el premio del Council of Fashion Designers a la Mejor Diseñadora Internacional

al año siguiente.

A partir de 1994, su nombre se ha hecho imprescindible en las mejores pasarelas del mundo. Nueva York, Milán… han caído rendidas a sus pies. Y es que desde que comenzara su ascendente carrera, Miuccia Prada no ha dejado de cosechar un éxito tras otro.

 

GIVENCHY

Hubert de Givenchy es uno de los grandes de la moda. Este aristócrata francés metido a diseñador, creó su propia firma en el año 1952 en París, poco antes de conocer al que sería su maestro: Balenciaga. Gracias a él se convirtió en uno de los modistos más importantes del mundo, desfilando en las mejores pasarelas y vistiendo a las celebridades del momento, como por ejemplo Jacqueline Kennedy, todo un icono de la moda que lució los exclusivos trajes de Givenchy allá por donde iba.

El nombre de Givenchy está asociado indudablemente al de Audrey Hepburn, su musa. Él fue el encargado de convertir en toda una reina del estilo y del glamour a la actriz gracias a sus magníficos diseños para las diferentes películas de la actriz como “Sabrina” o “Charada”. Las prendas diseñadas por Givenchy para su amiga Hepburn marcaron época, y ejercieron una gran influencia en la moda de los años 50 y 60.

Pero sin duda, el traje que marcó un antes y un después en el mundo de la moda es el famoso “petite robe noire” (pequeño vestido negro) que Audrey Hepburn lució con maestría en la película “Desayuno con diamantes”. El mítico vestido diseñado por Givenchy fue subastado en el año 2006 por la escalofriante cifra de 700.500 euros. Se batieron así todos los récords, ya que nunca antes se había pagado tanto por una prenda aparecida en una película de cine.

Lleva más de 50 años siendo todo un referente de la alta costura, a pesar de que en 1995 abandonara las pasarelas definitivamente. Desde entonces, mira desde la barrera las colecciones de su firma, y es el presidente de la Fundación Balenciaga, creada al morir su gran amigo en 1972 para recordar su legado.

 

 

 

 

 

 Indira A.Gamez Granados 34-4026-2006

 

 

 

 

 

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: